¿Son tan súper los superalimentos?

ISOTIPO-INFOMEDIOAMBIENTAL
De unos años atrás, esta palabra ha ido calando en la sociedad. Superalimentos. Se trata de una serie de alimentos que debido a sus propiedades no deben faltar en una dieta para que esta sea sana y equilibrada. La misma OMS ha conformado una lista de los mismos.

De unos años atrás, esta palabra ha ido calando en la sociedad. Superalimentos. Se trata de una serie de alimentos que debido a sus propiedades no deben faltar en una dieta para que esta sea sana y equilibrada. La misma OMS ha conformado una lista de los mismos.

Los expertos en dietética y nutrición de La herboristería Online, nos han hablado de cuales son considerados los superalimentos más completos y algunas de sus propiedades. Al margen de complementos nutricionales, la naturaleza nos proporciona todos los nutrientes necesarios.

Dentro de esta lista encontramos frutas como el kiwi, frutos secos como la almendra o el aceite de oliva. ¿Cuáles son las propiedades de estos alimentos y que aportan a la dieta? Vamos a verlo con un poco más de detalle.

Superalimentos de andar por casa

No hay que ir muy lejos a buscarlos. La mayoría de estos aclamados alimentos suelen estar siempre presentes en la cesta de la compra. Son superalimentos de andar por casa y que debemos consumir diariamente.

¿Quién no tiene una naranja en su frutero? O un kiwi. Estas frutas concretamente, son fuentes de vitamina C, contienen altos niveles de ácido fólico (muy beneficiosos para las embarazadas) y antioxidantes. Son excelentes para luchar contra los radicales libres que favorecen el envejecimiento.

Entre las verduras, el brócoli es el rey, bajo aporte calórico, también alto contenido en vitaminas C, A, E y B6. Su consumo aporta una gran cantidad de fibra y es un flagrante enemigo del cáncer: sus nutrientes ayudan a contrarrestar las células cancerígenas.

No podemos pasar por alto al tomate. El tomate no puede faltar en una cocina, versátil para cualquier receta. Crudo o cocinado el tomate siempre viene bien. ¿Qué lo convierte en un superalimento? Su alto contenido en vitamina C, que es un excelente combatiente de los radicales libres y reduce los niveles de colesterol.

Dejando a un lado la verdura, entre los frutos secos, contamos con dos grandes superalimentos: las almendras y las nueces. Sus ácidos grasos Omega 3 ayudan a reducir los niveles de colesterol. Previenen la aparición de algunos tumores y son beneficiosos para el mantenimiento del corazón.

Otro de los alimentos que no falta en la despensa y su consumo aporta a la dieta grandes beneficios, es el aceite de oliva. Reductor del colesterol, antioxidante, previene infartos  y ayuda a frenar enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

Esta pequeña lista solo abarca los alimentos más básicos de debemos consumir, y cuya ingesta es fundamental en el día a día. Pero existen muchos más superalimentos. Semillas como la Chía, bayas de Goji, el chocolate o mejor aún el cacao, el ajo, la espirulina o las legumbres. El pescado azul es otro de los alimentos que contribuyen notablemente al buen funcionamiento del organismo. Sus ácidos grasos entre otros nutrientes no deben faltar en una dieta equilibrada.

¿Qué los convierte en superalimentos?

Como ya hemos comentado, sus aportes a nivel nutricional son importantes. La mayoría tiene grandes propiedades antioxidantes, incluyen vitaminas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. Aportan una elevada cantidad de fibra, indispensable para favorecer el tránsito intestinal. Probióticos y grasas naturales que ayudan a proteger el organismo así como a prevenir enfermedades.

Algunos de estos alimentos, como el ajo, son potentes antibióticos; los ácidos grasos provenientes de frutos secos o pescado azul, poseen cualidades antiinflamatorias. No se puede pedir más a lo que ofrece la naturaleza.

Todas estas propiedades y alguna más que seguro se queda en el tintero, convierten a estos alimentos comunes en superalimentos según los entendidos.

El debate queda en si realmente hay que catalogarlos como tal. Cuando empezaron a sonar estas listas de superalimentos, parecía que se había descubierto la panacea. Consumir superalimentos es lo más y gozarás de una excelente salud.

Campañas publicitarias recomendando su consumo y numerosos artículos sobre la ingesta de superalimentos calaron en gran medida en la sociedad. Está bien concienciar a la gente de que hay que consumir alimentos sanos y naturales. Otra cuestión es que llegues a creer que por tomar bayas de Goji, no enfermarás nunca. O que sea muy saludable comer una tableta de chocolate al día.

Paracelso decía “nada es veneno, todo es veneno”. Podemos darle la vuelta y decir que, nada es antídoto, todo es antídoto. Lo que a fin de cuentas se resume en come de todo y en su justa medida.

Para que esa simple norma se cumpla, los expertos en nutrición recomiendan la dieta mediterránea. Es una realidad que es una de las dietas más completas y equilibradas que existen. Su variedad y riqueza de alimentos naturales, de la huerta o del mar la convierten en la dieta de los superalimentos.

Brócoli, tomate, almendras y aceite de oliva no faltan en la dieta mediterránea. Legumbres, pescado, naranjas y ajo están presentes en todas las cocinas. No obstante, conviene recordar frutas como las fresas, moras, plátano, manzana u otras hortalizas como la zanahoria o el pepino. Verduras como las acelgas, espinacas o el repollo.

La lista de alimentos que debemos consumir es muy amplia.

Superalimentos o no, al final, somos lo que comemos y por lo tanto, hay que cuidarse y comer de todo.

Últimas publicaciones