Estrategias para crear una conciencia ambientalista en los estudiantes

ISOTIPO-INFOMEDIOAMBIENTAL
Hoy en día todos estamos abocados a poner nuestro granito de arena para ayudar a sanar a nuestro medio ambiente, y estamos adoptado cada vez más hábitos de vida y de consumo que sean sustentables y ecológicos. Por supuesto, esto debe ser algo que se enseñe desde pequeños, para que los niños también puedan integrarse al movimiento de conservación ambiental que se está dando, y que además, puedan propagarlo cuando se conviertan en la sociedad del futuro.

Hoy en día todos estamos abocados a poner nuestro granito de arena para ayudar a sanar a nuestro medio ambiente, y estamos adoptado cada vez más hábitos de vida y de consumo que sean sustentables y ecológicos.

Por supuesto, esto debe ser algo que se enseñe desde pequeños, para que los niños también puedan integrarse al movimiento de conservación ambiental que se está dando, y que además, puedan propagarlo cuando se conviertan en la sociedad del futuro.

Esto es trabajo de los padres encasa, pero también puede ser un trabajo de los profesores en las escuelas, quienes pueden reforzar los hábitos ecológicos ya conocidos a través de estrategias, charlas y juegos que involucren al niño y le creen , poco a poco, una conciencia más verde.

A continuación, te hablamos un poco sobre como implementar estas estrategias en el aula de clase, gracias a la ayuda del equipo de Oposiciones de Enseñanza, expertos en la práctica docente.

Educación Ambiental

Lo primero es definir a que nos referimos con eso de la consciencia medioambiental, La Educación Ambiental es un proceso de formación  en el que se  imparte conciencia ambiental sobre la importancia del medio ambiente, conocimiento ecológico, actitudes y valores hacia el medio ambiente para tomar un compromiso de acciones y responsabilidades que tengan por fin el uso racional de los recursos y poder lograr así un desarrollo adecuado y sostenible, que contribuya a la solución de los problemas ambientales que enfrentamos en nuestra ciudad.

Su objetivo es, por tanto, impartir conciencia ambiental, conocimiento ecológico y actitudes y valores comprometidos con el medioambiente para lograr un desarrollo sostenible del planeta. No obstante, definiremos mejor los principios de esta rama a continuación.

Objetivos de la educación ambiental

Los objetivos de la educación vienen definidos por la UNESCO, y son los siguientes:

  • Toma de conciencia: de los problemas relacionados con el medio.
  • Conocimientos: ayudar a interesarse por el medio.
  • Actitudes: adquirir interés por el medio ambiente y voluntad para conservarlo.
  • Aptitudes: ayudar a adquirir aptitudes para resolver el problema.
  • Capacidad de evaluación: evaluar los programas de Educación Ambiental.

La importancia de la educación ambiental y la ecología en los colegios

Prestarle atención a temas medioambientales en los colegios es de suma importancia ya que nos ayuda a crear consciencia en los más pequeños sobre la relación de los seres vivos con el medio que los rodea.

También le enseñamos que, nosotros como seres vivos, somo los que tenemos un mayor impacto sobre el planeta y que todas nuestras acciones, malas o buenas, cuentan.

De hecho, la UNESCO dice al respecto:  “El estudio científico de la historia de la Tierra y de sus recursos minerales, de los ecosistemas y de la biodiversidad, y la interacción del ser humano con los ecosistemas son imprescindibles para ayudarnos a comprender cómo gestionar nuestro planeta para asegurarnos un futuro pacífico y sostenible”

Entonces, no se trata de enseñar sobre naturaleza, flora y fauna, sino enseñar sobre la conservación de todos ellos y como debemos comportarnos para asegurar unas buenas condiciones para todos los seres vivos, incluyéndonos.

¿Cuándo debe comenzarse a impartir la educación ambiental?

La educación ambiental es la que le permitirá al niño tomar conciencia sobre la situación ambiental de nuestro planeta, a identificar hábitos ecológicos que practicar y a repararlos para la toma de decisión dentro de estas prácticas, por ejemplo, en la edad adulta, cuando sean ellos los que decidan el consumo de sus casa y que adquieran productos como consumidores responsables con el medio ambiente.

El concepto de desarrollo sostenible, tan importante hoy en día, también les compete a ellos, por lo menos en lo que a desarrollar las conductas adecuadas se refiere.

La idea es que estos puedan manejar y concienciar estos conocimientos, para luego aplicarlos de forma práctica y acertada en su dìa a día, hoy como niños, mañana como adultos parte de una sociedad con mentalidad verde.

Po lo tanto, es importante que esta educación se comience lo más temprano posible en la educación el niño.

No obstante, la pregunta es, ¿cuál sería la edad adecuada? Pues, se sabe que ente los 0 a 7 años de edad, la mayoría de los niños aprende de las destrezas que necesitará para la vida, ya que la mayoría de la inteligencia se forma durante estos años.

De hecho, así lo explican estudios de investigaciones, “Aquellos programas que atienden a los niños en los primeros años de crecimiento, desarrollo y aprendizaje en su etapa preescolar acarrean beneficios tanto para las sociedades como para los niños en sí” (Ruiz, 2019).

Y es que se sabe que todos los hábitos, malos o buenos, que aprenden y absorben los niño durante su etapa más inicial, que es cuando descubren el mundo, cómo es, y como desarrollarse dentro de él, son los que quedan arraigados en su mente y tienden a repetir de forma totalmente natural, casi como una reacción inmediata, a lo largo de toda su vida.

Los primeros 5 años es cuando el cerebro crece más, o sea que es el mejor momento para aprender,  en los que los niños desarrollan su personalidad, su sistema de valores y su forma de actuar dentro de la sociedad.

Por lo tanto, es importante que aprenda a convivir y a respetar el entorno en el que vive desde esta edad para que puedan ser capaces de identificar y solucionar problemas ambientales.

Estrategias para crear Conciencia Ambiental en las Escuelas

Lo bueno es que hay muchas formas de enseñar la consciencia medioambiental en clase, pueden ser aplicadas en cualquier materia, en cualquier nivel y en cualquier tipo de grupo. Además, muchas de ellas son tan prácticas y divertidas que permitirá que los niños aprendan experimentado y jugando.

El equipo de Oposiciones de Enseñanza nos comenta las siguientes:

  • Da el ejemplo

Los niños aprenden copiando, y a quienes suelen copiar es a sus figuras de autoridad, padres y maestros. Por ello, si quieres que estos aprendan conductas medioambientales, tu debes ser el primero en practicarlas, dando un buen ejemplo a seguir.

  • Reciclaje

Si te ven reciclando y le enseñas como hacerlo, ellos podrán adquirir el hábito. Permíteles descubrir como separar los residuos, como deshacerse de ellos y lo que pasa con todos cuando abandonan los contenedores.

Hay miles de formas prácticas de hacerlo. Por ejemplo, la más común y divertida es crear un sistema de reciclaje en la propia aula y en otras áreas comunes del colegio.

Por ejemplo, los niños pueden decorar cajas de cartón con cada color correspondiente para echar los residuos en clase o en el patio de juegos, los cuales son:

  • Amarillo: para envases de plástico, latas y briks
  • Azul: para envases de cartón y papel
  • Verde: envases de vidrio

Con esta medida, aprenderán cómo deben reciclar ellos mismos los residuos que generan tanto dentro como fuera del aula, y no solo lo harán en el colegio, sino que lo repetirán en casa.

  • Tratar la importancia de las tres R

Por supuesto, los niños deben aprender de que se tratan las tres R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Para ello puedes organizar charlas con conocedores en materia, usar películas o documentales y otras actividades practicas que le enseñen hábitos de consumo responsable y a un mejor aprovechamiento de los residuos, por ejemplo, reutilizando nuestros productos y ahorrando en energía.

  • Reciclaje del papel

El reciclaje de papel es uno de los puntos clave en la conservación del medioambiente, ya que su consumo descontrolado y su despilfarro lleva a más  más tala de árboles.

Podemos enseñarles a los niños otras alternativas a las hojas de papel, a reutilizar el papel, y darle una segunda vida, por ejemplo, utilizando las dos caras de los papeles, la utilización de bolsas de tela, etc.

  • Huerto Escolar

No hay nada más didáctico para aplicar con niños que la creación de un huerto escolar. De esta forma, aprenderán el aprovechamiento y uso del suelo, los cultivos orgánicos y otros cocimientos por el estilo.

  • Fomentar el uso de artículos reciclables

Una estrategia para enseñar una mentalidad ecológica y de aprovechamiento a los niños es animar a los padres a enviar envases, artículos y materiales desde casa que se puedan reutilizar, de forma que después de haber cumplido su función, se les pueda enseñar en clase otra forma de uso como cajas de zapatos, botellas de plástico vacías, etc., con los que se puedan  armar juguetes u otras manualidades.

Incluso, se les puede enseñar a guardar cualquier material con el que tenga contacto y que luego sirva para realizar manualidades, ya sea en clase o en casa con la familia. Esto les enseña a identificar todo aquello que se puede reciclar, formas de reutilizar un producto o material y a transformar todo lo que llegue a sus manos.

  • Sustentabilidad

También es importante organizar clases, charlas o actividades enfocadas en el concepto de sustentabilidad que enseñen al niño a sumergirse en la cultura del ahorro y el aprovechamiento de energías renovables, por medio de conceptos como:

  • Celdas fotovoltaicas
  • Calentados solar
  • Jardines verticales
  • Azoteas verdes
  • Captador de agua pluvial

 

Últimas publicaciones