Los platos típicos de la Costa Blanca

ISOTIPO-INFOMEDIOAMBIENTAL
La Costa Blanca atesora una gran variedad de especialidades culinarias. Tratándose de una región costera, los productos del mar son predominantes. La pesca del día incluye atún, sardina, merluza, salmonete, lenguado, rape, pulpo, chipirones, caballa, raya y dorada que normalmente se sirven preparados a la plancha con un chorrito de limón. A estas delicias se le suman una serie de platos típicos que te vamos a contar a continuación.

La Costa Blanca atesora una gran variedad de especialidades culinarias. Tratándose de una región costera, los productos del mar son predominantes. La pesca del día incluye atún, sardina, merluza, salmonete, lenguado, rape, pulpo, chipirones, caballa, raya y dorada que normalmente se sirven preparados a la plancha con un chorrito de limón. A estas delicias se le suman una serie de platos típicos que te vamos a contar a continuación.

  1. Arroz a banda

El arroz es el protagonista de la tradición gastronómica de la zona costera alicantina. Y es que no solo en Valencia es la comida estrella, se puede degustar un rico arroz en toda la Comunidad Valenciana.

A raíz de la inmensa variedad de productos de la huerta o del mar surgen infinitas recetas de elaboración del arroz como el arroz caldoso, seco, al horno, mixto con verduras, negro, con pescado, con carne y los más populares el arroz a la alicantina y el arroz a banda.

El arroz a  banda es uno de los platos estrella de la Costa Blanca, basando su receta con pescados como la sepia, calamares, cigalas, gambas, carabineros, nécoras, langostinos y caldo de pescado casero.

  1. Pericana

La pericana es una salsa que se come, como si de una ensalada de salazones de tratase, untándolo en tostadas con alioli o a modo de guarnición acompañando alguna carne. Su preparación es sencilla. Los ingredientes principales son el bacalao y una mezcla de ñoras o pimientos secos, ajo y aceite de oliva.

El origen de esta receta centenaria guarda una vinculación histórica con las labores del campo y la ganadería. En aquellos tiempos lo tomaban los trabajadores de estos sectores ya que se trataba de un plato con un gran valor nutritivo para retomar las fuerzas y poder seguir trabajando con energía.

  1. Borreta alicantina

La borreta es uno de los platos más tradicionales de la costa alicantina. Aunque las recetas no suelen ser idénticas unas de otras, todas guardan la misma esencia. La variedad principal está hecha de patata, bacalao desmigado, ñoras, espinacas y otras verduras, acompañado de un poco de sal y aceite de oliva. Incluso es también muy típico ver este plato acompañado de un par de huevos escalfados para rematar la receta.

  1. Olleta alicantina

La olleta alicantina es la típica receta de abuela que se elabora desde hace muchos años. Es un plato típico que se prepara especialmente en los días fríos, aunque encontrarás los ingredientes en cualquier época del año.

Este estofado está compuesto de arroz en su mayor parte, verduras como el cardo, acelga, carlotas, nabo, judías verdes y patata, legumbres como habichuelas y lentejas, costillas de cerco y tocino, cebolla y pimientos secos. También se puede preparar la versión vegetariana, eliminando la carne de la receta. Pero en cualquier caso, es un plato contundente perfecto para tomar en otoño o invierno y entrar en calor.

  1. La gamba roja

La famosa gamba roja de Denia se elabora especialmente de dos formas sencillas: cocinada en agua de mar a 60 grados o a la plancha. Y es que no necesita más. “La gamba roja de Denia es uno de los productos típicos de la localidad que se pueden degustar en prácticamente los 300 restaurantes de la ciudad. Y por supuesto, si visitas la Costa Blanca tienes que probar esta delicia del mar”, indican desde Romer Playa Inmobiliaria, agencia inmobiliaria que cuenta con una amplia cartera de inmuebles en venta, alquiler de larga y corta temporada en Denia.

Es importante indicar que este producto no sólo está muy rico, también es rico en muchos nutrientes y minerales. Así, es fuente de vitamina B, con alto contenido en yodo y hierro de igual manera, favorece al sistema inmunológico gracias a la presencia de selenio y zinc.

  1. Mojama de atún

La mojama de atún es un plato representativo de la gastronomía alicantina y en sí de toda la Comunidad Valenciana. Su palabra viene del árabe y significa seco. De hecho, seguro que alguna vez has escuchado la expresión “¡Más seco que la mojama!” Pero, ¿qué es la mojama?

La mojama es el top de los salazones del atún y su preparación es cuanto menos, peculiar. Su preparación consiste en salar las lonchas de atún rojo para después lavarlas y dejarlas secar. Esta preparación viene dándose desde épocas ancestrales.

La mejor forma de acompañar estas lonchas de atún es con rebanadas de pan y un poco de aceite de oliva.

  1. Espencat

El espencat es un plato típico del verano, ya que se toma a temperatura ambiente y se hace con hortalizas de temporada como el pimiento rojo y la berenjena.

Básicamente el espencat se trata de bacalao desalado acompañado también de cebolla, ajos, patata, pimiento rojo, berenjena y tomate asado.

Lo ideal es poner el bacalao a desalar la noche anterior. Las verduras hay que asarlas lo justo. Un truco es mirar la piel del pimiento que cuando se esté separando, es el momento de retirar las verduras del horno.

Cuando todo se enfríe hay que desmenuzarlo todo con el bacalao en un plato para posteriormente dejarlo que tome temperatura ambiente y ya estaría listo para comer.

  1. Llandeta o Cruet

Esta receta tradicional marinera de Denia, la cocinaban los pescadores en una especie de bandeja de hojalata muy fina, y de ahí el nombre de “llandeta”. Además la preparación del plato es en crudo por lo que también se puede llamar “Cruet”.

La receta de este plato se basa en una variedad de pescados como la caballa, rape, mero, bonito… El pescado se acompaña de mejillones, galeras, cangrejos o langostinos, patata, tomate, ajo pimentón, hoja de laurel, aceite de oliva y sal.

Es un plato bastante saludable perfecto para comer cualquier época del año. Además, representa a la perfección la gastronomía de la Costa Blanca porque mezcla lo mejor del mar y la huerta.

  1. Suquet de peix

El suquet de peix es un guiso tradicional con distintos pescados preparado desde hace muchos años por los pescadores, al acabar su jornada de trabajo. Utilizaban el pescado maltrecho en la pesca y que no podían vender.

Además de su sabor, esta receta tiene muchas propiedades beneficiarias para la salud por la gran cantidad de proteínas que lleva el pescado. Los ácidos grasos que tiene también ayudan a proteger el aparato cardiovascular.

  1. Erizo de mar

Comer erizo de mar en época en la zona de Denia es uno de los mayores placeres para el paladar. Bien es cierto, que por su aspecto exterior la mayoría de la gente suele rechazarlo, pero si eres de los más atrevidos a probar sabores nuevos, no te arrepentirás.

El sabor en boca es potente, tiene un sabor entre dulce y salado a pesar de su procedencia del mar. Lo que se come del erizo, son las gónadas, forma que reconocerás fácilmente ya que recuerda a una estrella de mar que tiene una textura suave y cremosa.

Tiene alto contenido en proteínas aportando los aminoácidos esenciales, un bajo  contenido en grasas, es rico en minerales como el yodo, hierro, fósforo y potasio, sobretodo. También contiene diferentes vitaminas, especialmente la vitamina A.

En resumen, estos son los principales platos típicos que debes probar sí o sí si visitas la Costa Blanca. Algunos los podrás encontrar en la mayoría de restaurantes durante cualquier época del año. Sin embargo, otros son platos de temporada que sólo los podrás probar en la temporada específica en la que se preparan como es el caso de la olleta alicantina, que se toma especialmente en invierno.

Últimas publicaciones